miércoles, 16 de septiembre de 2015

"Sonríe a la Vida y la Vida te Sonreirá"

Me encanta esta frase. 

Para mí "sonreír" a la vida es aprender a agradecer todo lo que tenemos -material e inmaterial. Desde un hogar, una familia, un plato de comida y un vaso de agua en la mesa; hasta respirar, caminar y estar sanos. 

Si todas las personas valoráramos estos pequeños (grandes, enormes) detalles, nos evitaríamos muchas quejas, enfados, desilusiones, frustraciones, etc. 
Está comprobado que por naturaleza el hombre siempre quiere más y más, sin darse cuenta que esa necesidad, a la larga, les hacer tener menos en otros aspectos del ser humano mucho más importantes y ser completamente infelices. 

La vida se compone por momentos dulces y otros más amargos. Todos ellos nos deberían ayudar a corregir errores, a crecer, a sacar el lado más compasivo que hay en nosotros y continuar viviendo y aprendiendo. Siempre con esa sonrisa, ya que todo pasa por algo. Practicarlo, ¡ es genial! 

Y aún hay más. Cuándo te atreves a sonreír a la vida, la vida también te lo devuelve. Bueno, un matiz, hay que ser pacientes, no podemos esperar que todo sea tan fácil y rápido. Las mejores cosas en la vida no suelen ser fáciles, precisamente. Sé constante y persistente; un paso cada día y todo llega. 

Namasté :)