lunes, 18 de mayo de 2015

Camino a la Aceptación...

Cuántas veces nos hemos opuesto a aceptar una realidad, un cambio, un hecho, una opinión, una persona, o simplemente la vida y hasta nosotros mismos, tal y como somos. 

De alguna manera, todos los seres humanos estamos expuestos a contaminarnos de sentimientos tan naturales como la rabia, la ira, la envidia, la frustración…lo que nos lleva a hacer juicios y quejas constantes sobre todo lo que nos rodea, hecho que nos dificulta mucho vivir en armonía, paz y que nos hace más infelices. Por suerte, existen soluciones y caminos alternativos a esta resistencia: LA ACEPTACIÓN. 

La aceptación no es un estado al que se llega fácilmente, es más, no se trata de alcanzarlo una vez y ya está, sinó que es un proceso continuo: "que nunca se acaba". Siempre va haber algo que aceptar y siempre vamos a tener que mantenernos constantes y conscientes de ello. La aceptación es una herramienta clave para poder liberar tu mente de pensamientos negativos, bloqueos y falsos juicios. Este tipo de aceptación no es sinónimo de conformidad y va más allá del respeto o la tolerancia. 

Es importante saber, que cada persona está en un momento determinado de su vida y le siguen unos determinados aprendizajes, a menudo diferentes de los nuestros. También, que no todas las personas serán de nuestro agrado, ni iguales a nosotros. Por eso, la aceptación será tu mejor arma para combatir estas diferencias. Mientras permites a los demás ser como son, te permites a ti mismo ser como eres.

Otra buena manera de aceptar es agradeciendo todo. Siempre hay algo por lo que sentirte agradecido, hasta en las peores circunstancias, sólo tienes que pararte a pensar en ellas y ser capaz y hábil en ver lo“positivo en lo negativo”. 

Dicen que “lo que resistes, persiste“, ésta es una buena frase para reflexionar… Recuerda, cada pequeño paso que des en estado PRESENTE en esta dirección cuenta, por minúsculo que parezca, acabará siendo grande en el FUTURO.

Todo depende de ti...tú tienes el poder de elegir un camino, u otro...