lunes, 18 de mayo de 2015

Deja llevar tu Imaginación...

A veces, tan solo con la mente podemos transportarnos a lugares inimaginables.Ya sea a través de imágenes, objetos, sonidos, o incluso del silencio. Una palabra más técnica para referirse a ello es meditación. Quien ya lo haya practicado sabrá que se necesitan dos aptitudes básicas para conseguirlo: concentración, y voluntad de llevar la mente hacia esos pensamientos positivos, o simplemente, allá donde tú quieras. Usando la imaginación puedes alcanzar todo lo que desees, así que es una buena práctica para aprender a controlar tus pensamientos y no caer en el overthinking (vendrían a ser pensamientos obsesivos, o muy analíticos, generalmente con connotaciones negativas). 

Puedes practicar en muchos lugares, siempre y cuando puedas encontrar un ambiente apropiado y tranquilo. Como por ejemplo: en tu casa, en la playa, en la montaña, así como en lugares o centros específicos para hacerlo. Piensa en las posibilidades que tienes a tu alrededor y en la que te sientas más cómodo/a. 

Si te estás animando a meditar, aún hay más, pues sus beneficios son sorprendentes. Aunque hay muchos más, aquí van algunos ellos:
- Equilibrio de las emociones
- Incrementa la atención
- Reduce el impacto emocional del dolor
- Ayuda a relajar
- Mejora habilidades cognitivas

Dicho esto ¿Te animas a probar?