martes, 2 de junio de 2015

Mejor con Duelo

Hola amig@s,

Tenía muchas ganas de volver a escribir en el Blog y por fin me "animo" y encuentro el momento para hacerlo. 

En ocasiones, la vida nos sorprende con algunos acontecimientos que nos hacen parar para tomarnos un tiempo de reflexión... En mi caso, recientemente, he perdido a un ser muy especial: mi querida abuela; y eso me ha hecho entrar de lleno en un proceso llamado DUELO. 

Se trata de un proceso difícil, pues consiste en aceptar que cierras una etapa de tu vida con esa persona, y se abre otra sin ella. Entendiendo y dándole sentido a esa pérdida como parte de un aprendizaje, de un reto de superación, o como cada uno lo quiera llamar. 

Esta "despedida" necesita de un tiempo determinado para procesar todas las emociones que le acompañan: sobre todo mucha tristeza, y en ocasiones también podemos manifestar rabia, enfado... Hay que ser consciente de estos estados como parte del duelo. 

Aunque la vida, tus planes, tus ilusiones, tus sueños sigan ahí, no significa que puedas pasar simultáneamente por ello. El "luto" se puede llevar por dentro, no hace falta dejar de hacer lo que te gusta o seguir disfrutando haciendo aquello que te apetece. No hay que sentirse culpable, ya que eso no significa que no sientas la pérdida de esa persona. Simplemente, lo más sano es hacer lo que uno sienta en cada momento y con lo que se sienta más cómodo. Reír, llorar, cantar, divertirse, tener momentos a solas, momentos acompañados..., todo es válido y bienvenido, siempre que te mantenga en un estado real, consciente, presente, y no te perjudique.

Agradecer a toda la gente de tu círculo con la que puedes compartir buenos y agradables momentos es una práctica muy potente que ayuda a pasar mucho mejor esa tristeza por un tiempo en una parte de tu corazón. 

Así pues, os agradezco a todos y todas los que leáis este Post.

Un abrazo.